Hoy quiero hablaros del fantástico libro Vivir Sin Jefe, de Sergio Fernández, Director del Instituto Pensamiento Positivo.

Este libro se divide en 5 bloques en los que se reflejan los 50 capítulos en los que Sergio menciona cada uno de los errores que comete un emprendedor y los desarrolla, con ejemplos y explicaciones que te enseñan la forma correcta de actuar y te hacen reflexionar sobre determinadas actitudes. El libro Vivir sin jefe esta dedicado principalmente a emprendedores que quieran aprender y avanzar en su negocio, sin embargo, la forma en la que Sergio expone las ideas hace que sirva también de inspiración para cualquier persona que esté interesada en emprender o simplemente descubrir otras formas de trabajar.

Para ello, os ofreceré la lista de los cincuenta errores, así como mi opinión personal y algunas reflexiones importantes del libro Vivir sin Jefe.

 

50 ERRORES DEL EMPRENDEDOR

 

Bloque 1: errores comunes en la planificación de su trabajo.

Error 1. Dedicarse a algo por lo que no siente pasión.

Error 2. No dejar sus objetivos por escrito.

Error 3. No dedicarse a su propio negocio.

Error 4. No caminar hacia la independencia financiera.

Error 5. Pensar que hay que crecer siempre.

Error 6. No comprender que existen diferentes tipos de beneficios.

Error 7. No ofrecer ningún valor añadido.

Error 8. Dedicarse a lo urgente antes que a lo importante.

Error 9: No poner los contadores a cero de vez en cuando.

Error 10. No asegurar sus bienes y su labor profesional.

 

Bloque 2: errores frecuentes en el trabajo del día a día. 

Error 11. No darse cuenta de que lo que más valoran de usted, cuando le contratan, es la confianza.

Error 12. No saber vender.

Error 13. Analizar demasiado: no seguir el ejemplo del león y la gacela Thompson.

Error 14. Prometer un tiempo de entrega demasiado ajustado.

Error 15. No hablar con los clientes, proveedores, colaboradores, por falta de tiempo normalmente.

Error 16. Hablar de lo que no hay que hablar y escuchar lo que no hay que escuchar.

Error 17. No atreverse a ser usted mismo.

Error 18. Presupuestar pillándose los dedos o dar un precio demasiado alto y quedarse sin el trabajo.

Error 19. Pensar que solo hay una manera de hacer las cosas.

Error 20. Aceptar todos los trabajos.

Error 21. Aceptar negociaciones sobre la marcha.

Error 22. Estar en dos sitios a la vez.

Error 23. No publicitarse correctamente.

Error 24. No lanzar mil anzuelos.

 

Bloque 3: errores frecuentes en las relaciones con otras personas.

Error 25. No tener una marca personal.

Error 26. No emplear su red de contactos, (networking).

Error 27. Trabajar con amigos o con familiares.

Error 28. Ser el más listo de sus colaboradores.

Error 29. Seleccionar a los proveedores solo por el precio.

Error 30. Pensar que el cliente siempre tiene la razón o no quitarse de encima a algunos clientes.

Error 31. No tener mucho cuidado con las asociaciones.

Error 32. Depender de un pagador en más de un 25%.

 

Bloque 4: errores en la relación con uno mismo. 

Error 33. No hacer algo que le haga ilusión todos los días.

Error 34. No saber decir que no.

Error 35. No aplicar el principio de la mejora constante.

Error 36. No eliminar los sumideros de energía.

Error 37. No dar la apariencia de estar siempre ocupado.

Error 38. No amar la incertidumbre.

Error 39. No saber el tiempo o los recursos que dedica a cada cliente.

Error 40. No llegar un rato antes a todas las citas.

Error 41. No ponerse en barbecho o no tener tiempo.

Error 42. No dedicar tiempo a reciclarse.

Error 43. No cultivar los valores clave para ser emprendedor.

Error 44. No aprender de los errores.

Error 45. Trabajar más pero no mejor.

 

Bloque 5: errores cuando dejamos de trabajar.

Error 46. No crear mentalmente lo que desea.

Error 47. No trabajar en un proyecto personal.

Error 48. Hablar de trabajo todo el tiempo.

Error 49. No devolver parte de lo que recibe.

Error 50. Olvidar que esto es un juego y que esto lo hacemos para divertirnos.

 

OPINIÓN

Como he señalado anteriormente el libro Vivir sin jefe está dedicado a todos los emprendedores, futuros emprendedores o curiosos, sean del sector que sean. Sin embargo, siendo traductora e intérprete relaciono todos sus consejos y aprendizajes con mi profesión.

Desde mi punto de vista, este es uno de los mejores libros que puede leer un traductor e intérprete freelance que haya comenzado la aventura de trabajar por su cuenta o que quiera aprender como gestionar mejor su negocio.

En esta lectura Sergio habla de todos los temas y dudas que se te puedan pasar por la cabeza a la hora de emprender. Te enseña y ofrece consejos no solo a nivel profesional sino también a nivel personal, porque queda claramente demostrado que el éxito se consigue cuando ambos niveles están en armonía.

Sergio nos ayuda a organizarnos mejor en nuestro trabajo, a priorizar nuestras tareas, a hacer uso de nuestro sentido común, a ser realistas pero soñadores al mismo tiempo, a transmitir confianza y seguridad, a tratar con respeto y cordialidad a nuestros contactos, a saber conservarlos y crear otros nuevos. Nos enseña el valor del tiempo, de la profesionalidad, de la eficacia, del esfuerzo, de la buena publicidad, de la palabra, etc.

Además en cada uno de sus capítulos nos ofrece proverbios y citas de personajes históricos que nos hacen reflexionar. Utiliza un estilo sencillo, directo, cercano que hace que sientas que estás sentado junto a un buen amigo con mucha experiencia que te habla desde su experiencia personal y te muestra las claves del emprendedor de éxito.

Y por si fuera poco, al final de su libro nos facilita una magnífica lista de recursos electrónicos y en formato papel de los que podemos seguir aprendiendo.

 

CONCLUSIÓN

En definitiva, desde mi punto de vista, estamos ante uno de los mejores libros escritos en materia de emprendimiento.

Para finalizar, quiero dejaros el último fragmento del libro Vivir sin jefe, que resume su magnífica labor e idea.

 

“Esto de ser emprendedor, como la vida, es un juego. Perfeccione su técnica todo lo que quiera y haga lo posible por participar en la partida que más desee jugar. Pero sobre todo, juegue limpio, aprenda y diviértase. Esto es lo más importante. Recuérdelo: solo es un juego. Nada más. ¡Aprenda las reglas y buena suerte!”

 

FHtranslate.