Hoy quiero compartir con vosotros un tema sobre el que llevo mucho tiempo queriendo escribir: mi experiencia personal en el Máster Universitario en Interpretación de Conferencias de la Universidad de Granada.

Personalmente, siempre tuve claro que quería dedicarme a la traducción, puesto que me gustaba bastante escribir y no conocía mucho acerca de la interpretación, más allá de aquella que empecé a desempeñar desde bien pequeña, al acompañar a mis padres al médico o al instituto, como muchos de los jóvenes que hemos crecido en España pero nacimos en otros países.

Sin embargo, al llegar a tercero de carrera empecé a cursar asignaturas de interpretación bilateral y consecutiva y para mí fue una de las mayores satisfacciones. Recuerdo que ese mismo año, por casualidades de la vida, tuve la oportunidad de ofrecerme como intérprete voluntaria para ayudar a familias de origen sirio que llegaron a Granada como solicitantes de protección internacional.

Justo entonces, me di cuenta que a mí la interpretación me había gustado desde siempre y que la satisfacción que me producía el poder comunicar de forma satisfactoria no se igualaba a nada en el mundo.

Llegué a cuarto de carrera y todavía no tenía claro que máster cursar, puesto que a pesar de que me di cuenta de que me gustaba bastante la interpretación, la traducción había sido y seguía siendo un sueño que desarrollar.

Tras consultarlo con mis profesores más cercanos, llegué a la conclusión de que lamentablemente en España todavía no hay másteres enfocados principalmente en la traducción del árabe – español y que por tanto, sería interesante presentarme a las pruebas de acceso al MÁSTER EN INTERPRETACIÓN DE CONFERENCIAS DE LA UGR, pues a diferencia del resto, estaba enfocado también en el árabe y me permitía seguir aprendido y creciendo.

Fases y prueba de acceso

A todo esto, cabe señalar que puedes acceder al máster mediante cualquiera de las tres fases de la prueba de acceso. Personalmente, me presenté en septiembre pues en junio quise centrarme en los exámenes del último curso. Dicha prueba, además de requerir el conocimiento del español y dos idiomas oficiales del máster, requiere una cultura general demostrable y una capacidad de comunicación y convicción notoria.

En este enlace podéis consultar las diferentes fases que ofrece cada convocatoria y ver en qué consiste la prueba de acceso.

Aspectos positivos del máster

Volviendo a mi tema principal, me gustaría compartir con vosotros lo que más me ha gustado del máster y qué es lo que creo que hay que tener en cuenta para cursarlo.

En primer lugar, pienso que este máster es un claro ejemplo de que cualquier tarea desempeñada debe ser fruto de una vocación. Creo que para cursar este máster no solo debes poseer las competencias lingüísticas necesarias, sino también debes ser una persona comunicativa, trabajadora y con afán de superación, puesto que requiere mucho esfuerzo mental y físico.

En segundo lugar, creo que el profesorado del máster es un profesorado altamente cualificado, con una formación académica espectacular y una gran experiencia docente. La mayoría de los profesores son intérpretes de conferencias profesionales con trayectorias admirables. Por tanto, no se limitan a enseñarte solo la parte académica sino también la parte realista de nuestra profesión. En especial, me encantaría mencionar a mi profesor de Interpretación de Conferencias español – árabe, árabe – español y tutor del Trabajo de Fin de Máster, BACHIR MAHYUB RAYAA que para mí es un gran ejemplo a seguir en todos los sentidos.

En tercer lugar, este máster te ofrece la posibilidad de cursar prácticas de interpretación en diferentes organismos internacionales. En mi promoción, algunos compañeros fueron a la sede la ONU en Ginebra, otros fueron al Parlamento Europeo, en Bruselas y otros fuimos a la FAO, en Roma. Estas prácticas son una gran oportunidad para poner en práctica todo lo aprendido, pues nos acercan a situaciones reales, ponentes reales, discursos reales y organismos de difícil acceso. Así mismo, el máster nos ofrece prácticas en diferentes jornadas y conferencias que se van convocando tanto en la Facultad de Traducción e Interpretación (FTI) de la UGR como en otras entidades o espacios.

En cuarto lugar, me gustaría señalar que el laboratorio de interpretación de conferencias de la FTI, dispone de todo lo necesario para llevar a cabo nuestra formación de la mejor forma posible. Cuenta con numerosas cabinas individuales para que cada alumno pueda practicar mientras el profesor o profesora va analizando su interpretación y la del resto de compañeros. Así como, con dos cabinas dobles destinadas a los ejercicios que requieran practicar situaciones en los que se van turnando dos intérpretes. En cuanto al material necesario para llevar a cabo la interpretación de conferencias, contamos con  consolas, herramientas de sonido, proyector y ordenadores que funcionan perfectamente.

Por otro lado, durante todo el transcurso del máster, los profesores coordinadores se encargaron de organizar charlas informativas relacionadas con temas de interés de cara a nuestro futuro profesional, así como contamos  con la experiencia y cocimientos de profesores visitantes que impartieron clase por un tiempo determinado.

Gracias a todo ello pudimos aprovechar las clases prácticas de forma bastante más efectiva.

En quinto lugar, me gustaría mencionar que en este máster tenemos la posibilidad de cursar diferentes modalidades de interpretación de conferencias y además gradualmente. Comenzamos con síntesis de discursos reales, traducciones a vista e interpretación consecutiva. Conforme vamos avanzando, introducimos la interpretación bilateral y acabamos cursando interpretación simultánea, también de forma gradual. Todo ello, teniendo en cuenta que en las prácticas podemos poner más de una modalidad en práctica. Por tanto, los alumnos terminamos el máster habiendo conseguido aprender todas las destrezas de un intérprete de conferencias profesional.

En sexto lugar, quiero hacer referencia al ambiente multicultural y diverso con el que nos topamos en este máster. Para mí, fue una gran satisfacción poder cursar el máster con personas de diferentes nacionalidades e ideologías. Personas de las que pude aprender y con las que pude compartir momentos maravillosos. Es una gran riqueza y oportunidad el poder practicar con tus compañeros a nivel lingüístico, por ejemplo, que te corrijan la interpretación de un discurso en su idioma nativo o que simplemente podáis llevar a cabo intercambios lingüísticos. Por no hablar de lo mucho que llegamos a aprender los unos de los otros en cuanto a cuestiones culturales e ideológicas. Las personas con diferentes perfiles e idiomas siempre suman y siempre te ayudan a crecer.

Por último, me gustaría señalar que todo lo mencionado conforma una mezcla de elementos imprescindibles para un aprendizaje efectivo y un desarrollo profesional a gran escala. Aunque además, más allá del ámbito profesional, este máster te permite crecer en gran medida a nivel personal. Es un máster que nos enseña a ser constantes, a esforzarnos, a no rendirnos, a saber recomponernos aún cuando las cosas vayan mal, pues una interpretación siempre será un desafío. Un máster que nos enseña a ser buena persona antes que buen profesional. Un máster que nos enseña que el compañerismo es la clave de una buena interpretación y de un buen trabajo, en especial, cuando estamos interpretando en cabina doble y demostramos lo útiles y compañeros que podemos llegar a ser para la otra persona. En definitiva, personalmente, pienso que este máster nos permite crecer en todos los sentidos de la palabra, conocernos a nosotros mismos, explorar nuestras capacidades y comprender una vez más que la clave del éxito está en el esfuerzo y en los buenos valores.

 

NOTA: ánimo a todo aquel que quiera cursarlo. El esfuerzo, las largas horas de trabajo y los momentos de incertidumbre, son solo la señal de que estás haciendo todo lo posible para lograr ser un intérprete de conferencias profesional.

 

Fhtranslate